Friday, March 11, 2016

Love is all


El amor debería serlo todo. En las relaciones, en la producción, en el comercio y en la política. La base de nuestras decisiones. De donde venimos y a donde vamos. Quienes somos. Nuestra profesión. El misterio más grande cuyo funcionamiento deberíamos estudiar, practicar, llevar a cabo. Seguro que internet es importante. Y viajar al espacio. Y tener electricidad. Pero todas estas cosas “mágicas”, sin amor, no significan nada. Te acostumbras, o ya das por hecho, que ir por la calle significa llenarse de contenidos vacíos: “con esto tu pelo lucirá como el primer día”, “entra y tendrás todo sin comisiones”; mientras sapiens concentrados deslizan sus dedos por pantallas. Te acostumbras, o ya das por hecho, que habrá guerras, torturas, refugiados, muertos de hambre pidiendo por las calles. Te acostumbras a que sea incuestionable la existencia, tolerancia y subvención de las religiones que destruyen sistemáticamente la pureza del amor con el que se nace. Te acostumbras a que los movimientos que han intentado la idea del amor como futuro, sean cosa de risa, aunque no hayan hecho daño a nadie. Al contrario, han conseguido introducir humanidad en nuestras culturas, precisamente lo que los estados roban a través de esos agujeros que son cada vez más grandes. ¿Mirar con desconfianza? ¿Timidez de saludar a extraños? ¿Rencor a un comentario? Nuestra grandeza innata se pierde en el ruido mediático. El mundo perfecto no existe, pero ¿hemos dejado de soñarlo? ¿Nos hemos rendido? Que mienten, bueno. Que abusan, está claro. Que nos han dejado... Pues a veces cada uno debe continuar su camino. Hay que ser generosos de espíritu y respetar y todos estaremos mucho más tranquilos.

No nos enseñan. No nos enseñan a amar. Y por eso nuestras sociedades, estructuras de estado y familias, son fraudulentas. Solo con amor pueden florecer comunidades auténticas en las que el homo sapiens dé el necesario salto evolutivo para convertirse en humano y pueda cambiar todo este desatino. Amar es nuestro deber, nuestra responsabilidad. Lo demás es pegar más mierda a la putrefacta y violenta bola nuclear en la que se convierte nuestro planeta.


Inspirado por un post de Dan



7 comments:

  1. Me hiciste emocionar, de verdad...
    ¿Y si no podemos amar? Yo llevo ya muchos años sintiendo que no puedo amar. Y tampoco puedo admitir que alguien me ame, simplemente no puedo. Tal vez sea por tener demasiadas decepciones acumuladas a lo largo de mi vida, no lo sé. Pero estoy tratando de encontrar una respuesta, necesito encontrar una respuesta. Porque es muy cierto, el amor debería serlo todo, y sin amor, no hay nada.
    Te dejo mi emoción como agradecimiento.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Las decepciones son como los trastos viejos, no sirven para nada, pero ahí están, fruto de nuestra inseguridad. Hay que quemarlas cada San Juan ;-)

      Delete
  2. Amén.

    "Love is all there is, it makes the world go ’round
    Love and only love, it can’t be denied
    No matter what you think about it
    You just won’t be able to do without it
    Take a tip from one who’s tried

    So if you find someone that gives you all of her love
    Take it to your heart, don’t let it stray
    For one thing that’s certain
    You will surely be a-hurtin’
    If you throw it all away".


    I Threw It All Away, Bob Dylan (1969)

    PS: Aunque las más de las veces es muy difícil amar.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Creo que lo difícil es convivir. Amar es fácil, sale solo. A menos que haya una infección. Saludos.

      Delete
  3. Amaos los unos a los otros, que dijo el loco de la colina.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Y ya ves cómo acabó.

      Delete
  4. Canción dedicada:
    http://mis-paraisos-artificiales.blogspot.com.ar/2016/03/nature-boy.html
    Te devuelvo el favor, de dedicarme una entrada :p

    ReplyDelete