Friday, October 20, 2017

Lágrimas de Sangre - Rojos y separatistas



Lágrimas de Sangre - Rojos y separatistas

Estamos en pie y seguiremos en pie...
Poder popular, somos millones en las calles...

[Microbio]
Yo nunca he sido indepe, créeme,
Me siento igual de aquí que de allí,
Mi única patria es El Maresme,
Mi padre es de Cádiz, mi madre de Badajoz,
Y yo soy de cualquier sitio donde se escuche mi voz,
Fuerte, donde mi voz cuente,
Donde se me pregunte y ante la injusticia,
El pueblo salga a la calle y se junte,
Donde las yayas y los yayos son sagrados,
Sin ir del palo, los tratas a palos y se te cruje,
Un país normal, vaya no como España,
Donde se zurra a la peña y luego se empuña en patraña,
No se puede respirar, en el aire hay mucha caspa,
En al área telarañas y en el telediario te engañan,
Cuanto gañan equidistante hay en la izquierda española,
Mientras los nazis al PP le hacen la ola,
El heredero de Franco habla de derechos democráticos,
Y no menta el diálogo, por eso nos vamos,
Digo adiós con la mano y no me olvido de quién son,
No vitoreo a los mossos, no votaré a Puigdemont,
Pero si sois republicanos, apoyadnos wey,
Que os estamos sirviendo en bandeja la cabeza del rey,
Es un mensaje para el resto de regiones sometidas,
¿No estáis cansados de que Madrid decida?
Más vale bueno por conocer que esta mierda conocida,
¿No estáis cansados de esta escoria genocida?

Estamos en pie y seguiremos en pie...

[Still Ill]
Tenemos una historia, idioma y cultura propia,
Empiezo por decir que todo eso poco importa,
Y que nunca fue la cosa de nacionalismo,
Desde hace 80 años la lucha es contra el fascismo,
Cataluña, insurgente colonia,
Agonía de un estado que nos pisa con toda la parsimonia,
Así nos preguntamos en las urnas,
¿Queremos un estado con su franquismo heredado,
Quizás una República sin una única respuesta válida?
El pueblo es quien elige, escribe la siguiente página,
Lo hacemos en las calles, no sale en las pantallas,
Mientras farloperos apalizan nuestras yayas,
¿Qué tipo de gente sois si apoyáis a esa calaña?
¿Por qué tanto rencor? ¿Qué es lo que os ofrece España?
Da igual qué contestéis, da igual vuestra opinión,
En la cárcel de culturas sin libertad de expresión,
A mí no me ha engañado Puigdemont,
No es fácil caminar a la sombra del enemigo,
Pero hay que tomar partido,
Pues el pueblo catalán nos está dando una lección,
Y no quiero ser sólo un testigo,
Y es por eso que os pedimos vuestra solidaridad,
Pedid información, la tele no sirve ya,
La historia la hace el pueblo, mientras el mundo nos mira,
Un abrazo fraterno, visca la terra lliure.

Poder popular, somos millones en las calles...

[Neidos]
¡Ey! ¿Y a ti quién te ha explicado lo que sabes del Procés?
Las calles llenas ¿Aún crees que es un asunto burgués?
En un conflicto de opresores que no sufres,
No importa lo que opines, pues, es mucho mejor que escuches,
Quebrantar la unidad, significa amar la diversidad de formas de vida,
Una deriva muy atractiva, un win-win,
Para poder elegir el destino y el camino a seguir, por fin,
Vienen sacando pecho y se avergüenza hasta Piolín,
Los mossos haciendo pasillos a la civil,
Y el pueblo se lo hace a los bomberos,
Por eso no tenemos miedo cuando peperos canta "A por ellos",
Orgullo de vivir en un pueblo migrante y complejo,
Vemos águilas en banderas y quieren que nos quedemos,
Pero en eso coincidiremos, a nadie le gusta que le quiten la voz,
A golpe de oz decidiremos,
La agresión más aberrante en situación de maltrato,
No quieres que se vaya y le pegas todo el rato,
Perturbador y grotesco,
¿Cómo querer convencer a 2 millones de personas partiéndoles los huesos?
Estarás conmigo si te digo que desobedecer es lo más digno,
Cuando el imperio es tu enemigo,
Amigo, me explico, no hay nada más bonito,
Que negar la autoridad a quien te quiere sometido.

[Estribillo: Microbio]
Comprarais el 1-0 con el 23-F,
Tejero era un facha, nosotros la gente,
Poder popular, hoy ves millones en las calles,
¿De verdad quieres pararlo con tanques? Pues vale...
Estamos en pie y seguiremos en pie,
Cuando vengan a jodernos los locos del PP,
Poder popular, somos millones en las calles,
Comprométete que este momento es clave.

Entrevista con Lagrimas de Sangre "Viridarquía"

"Estuvimos con LDS (Lagrimas de Sangre) durante su visita a Madrid en la que presentaron Viridarquía, su nuevo trabajo. Estuvieron hablando con @ChechuLykaon sobre este trabajo y seguimos conociendo de manera mas personal al grupo catalán".



Friday, October 13, 2017

Paseo matutino (Cibernéticos - 5)


Las calles estaban mojadas por la niebla y quiso ser una turista más. Por unos minutos fantaseó: llegar a un hotel, tomar un cóctel, encontrar un amante.
Se adentró por el laberinto estrecho de la ciudad vieja y llamó a la puerta indicada. Un hombre con el torso desnudo la recibió. Estaba rodeado de perros.
—Disculpa —dijo—, me he quedado dormido. Tengo que sacar a los perros. Si me acompañas, de vuelta te llevo.
Había trece.
—¿Tienes trece perros? —dijo Sara, por sacar algo de conversación y normalizar.
No sabía ser parca. No estaba en su carácter. Mal (ya lo avisó un profesor a sus padres, cuando era niña. Mal. Tanta empatía, no le traería más que problemas). Y ya puestos a complicarse la vida, ahora tenía una asignación de espía.
Ella no era espía, pero tenía esta asignación. De modo que no tenía que comportarse como una espía. Todos los contactos hasta el momento, además, habían sido bastante hécticos de personalidad. Tampoco sabía si eran espías o, como ella, tenían una asignación y nada más.
El tipo se abrochaba los botones de una camisa azul turquesa y miró a su alrededor, como sin saber cuantos perros había y los contara ahora. Dijo:
—No son míos.
Le dio cinco correas con los animales correspondientes, abrió la puerta y salieron todos. Eran bestias grandes y tenían prisa.

Tuesday, September 05, 2017

David Lindup (Cibernéticos - 4)

Sonaba un tema jazz, ligero y festivo, mientras atravesaba el bar. El suelo estaba recubierto con una moqueta espesa a rayas rojas y amarillas y las butacas y sofás, de eskay rojo, estaban todas ocupadas por parejas o grupos de amigos que bebían cócteles de colores y fumaban. Se sentó en un taburete que quedaba libre en la barra y esperó.
¿Qué será? —preguntó el barman.
Desearía alguna sugerencia...
Dicen que el mar puede moverse pronto. Yo tomaría algo suave. ¿Una copa de champán?
Le pareció una magnífica idea.
Observó como el barman buscaba en la nevera y más allá, por el ojo de buey, el mar de un azul compacto y las gaviotas que lo sobrevolaban. Estaban cerca de la costa, pero aún quedaban un par de horas para llegar a puerto.


Sunday, September 03, 2017

El túnel (Cibernéticos - 3)


Una mujer habló a su lado. Al principio creía que hablaba por teléfono. El tren se había quedado casi vacío al pasar por la capital, con el olor de desodorantes activados por el calor. Su memoria añadía la oscura fragancia del carbón que aún se agarraba a los muros del túnel cuando los vagones tenían ventanillas que se podían abrir. Fue entonces, al mirar por la ventana y ver su propio reflejo que se dio cuenta de que la mujer de al lado estaba casi encima de ella, tratando de decirle algo, algo que había caído al suelo, la funda de sus gafas de sol. La recogió, dio las gracias a la mujer, bajó la mochila del portaequipajes, la puso en el asiento de enfrente y guardó las gafas. Creyó que no iba a ser necesario volver a subirla y aprovechó que estaba de pie para cambiar de ubicación. Apoyó la espalda en la mochila. Tenía mucho sueño. Salieron del túnel. Vio montañas, nubes, ríos de autopistas. Y se quedó dormida.

Saturday, August 26, 2017

Soy musulmán, no soy terrorista, reparto abrazos


Cibernéticos (2 - Alcachofas)



Sonó la alarma de cierre de puertas y Sarah saltó al tren. ¿Quizás Adrian ya estuviera dentro? Podría haberle pasado por delante y no reconocerlo. O podría subirse en otra estación, más adelante... El vagón se apretaba de gente que acudía a la manifestación contra el terrorismo y por la paz. Las conversaciones eran bastante unánimes respecto a la tolerancia y en contra de las dobles morales. En especial la del estado que vendía armas a países potenciales de transferirlas a grupos extremistas. Todo el mundo quería llegar pronto para manifestarse antes de que lo hiciera el rey, principal sospechoso del comercio letal. A medida que avanzaban por los campos de alcachofas y el aeropuerto quedaba atrás, el paisaje se estrechaba y entraban en los suburbios y, después, en los túneles.

La congoja se apoderaba de Sarah. Se sentía mareada, desorientada. A sus ojos todo eran pandillas, grupos de amigos, que charlaban entre ellos de cosas que ella no podía comprender. Era una desarraigada, una rechazada y el bando había sido su grupo. Pero ahora hacía tiempo, mucho tiempo, que no encontraba con quién compartir absolutamente nada.